Entradas

La verdadera vocación

El cateto es el peor enemigo del hombre