La verdadera vocación

"Estudia, estudia... que si no, no serás nada en la vida"

Pues andaba trabajando yo hace unos años en el instituto de Alcalá (sur de Tenerife). Tenía un alumno que no aprobaba ni una, ni siquiera Educación Física. El chaval venía a clase sin ropa deportiva siquiera y decía que no podía hacer nada porque entrenaba a fútbol por la tarde o tenía partido pronto y no se podía fatigar.


La cantinela de todos los profesores en las sesiones de evaluación era que no iba a aprobar ni una y que, por tanto, si seguía así no iba a llegar a nada en su vida; por tanto,
se hacía casi indispensable que tratásemos de motivar al alumno para que se aplicase más en las clases y optara a pasar de curso, ya que si se formaba adecuadamente tendría opciones de "ser alguien" en la vida.

Al poco tiempo, me enteré de una noticia que me hizo replantearme muchas cosas. Este chico fue fichado por el filial del Tenerife porque se ve que era bastante bueno jugando y alguien se fijó en él. Al final parece ser que quedó sólo en eso; pero, ¿qué hubiera pasado si llegan a convocarlo para el primer equipo? Ese año el Tenerife jugaba en 1ª división. Si este chaval empieza a entrenar y a destacar un poco y se le da bien algún partido, se le podría hacer una ficha que mínimo rondaría los 100.000€ anuales. Si ya destacas algo más, puedes cobrar hasta cerca de 1.000.000€ anual si eres de los buenos de un equipo "humilde" de primera.

Menudo giro copernicano que sufrí entonces. Recuerdo que llegué a exponer públicamente esta situación a mis compañeros de trabajo en otra sesión de evaluación posterior. Les comenté que hoy en día, si estudias a tope y dedicas la mayor parte de tu tiempo a ello puedes llegar a estudiar una carrera de provecho y "ser alguien" en la vida. Se me ocurre por ejemplo medicina; durante 6 años a tope sin parar, luego hacer el MIR, especializarte en cirugía quizá y llegar a ganar qué se yo... ¿10.000 euros al mes una vez que lleves 10-15 años tras crearte una fama y tener a tus espaldas 500 cirugías de rodilla?. Además de la suerte que habría que tener, por supuesto. Proseguí así:

"Pero ¡para qué tanto rollo! Si a esas alturas a las que empiezas a trabajar, ¡de futbolista ya estarías jubilado y viviendo de las rentas! Vamos a quitar las asignaturas "chorra" como matemáticas, lengua, historia... ¡y vamos a meter horas y horas de fútbol!"

¿Cómo motivas a un chaval para que en el futuro sea médico, banquero o abogado a base de esfuerzo y sacrificio y haciendo algo que, en muchos casos ni le gusta ni le motiva; cuando a su alrededor están sus ídolos y estrellas, haciendo algo que le apasiona que le proporcionaría dinero, fama, gloria, superación, diversión...?
¿Cómo le dices a un niño que estudie para poder ser algo en la vida y no precedes la frase de "tratar de": tratar de ser algo en la vida?
¿Cómo no le dices que lo más probable es que ni entre a la carrera que le guste por falta de nota porque no a todo el mundo se le da igual de bien estudiar ni tienen los medios o disponen del contexto cultural, económico y social apropiado?
¿Cómo le ocultas que hoy en día, tras graduarse, vas a ir directo al paro porque no hay puestos de trabajo disponibles a los que poder optar, además de no tener ni idea de nada tras acabar la carrera?
¿Cómo le explicas a un hombre hecho y derecho que él está en el paro por haber estudiado dos carreras universitarias, un máster y un doctorado y no sé cuántos cursos; y que aún así tiene que pagar 120 euros al técnico de la lavadora por ajustarle la "junta de la trócola"? (Sí, el mismo técnico del que te reíste y compadeciste en su momento por repetir varios cursos y no entrar en la Universidad).

Comentarios